Go to Top

Aguerre discutió con ministro de Brasil por cuota

La postura de Uruguay de no aceptar cuotas es histórica, al punto tal que ayer el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Tabaré Aguerre —que llegó a San Pablo para la reunión del Consejo Agropecuario del Sur (CAS)—, mantuvo un encuentro bilateral con su par brasileño para reiterar el rechazo a la cuotificación.

Brasil tiende a un autoabastecimiento de lácteos. “Es obvio que Brasil es uno de nuestros mercados estratégicos importantes, pero además, es donde tenemos una protección por Arancel Externo Común, que se estableció como una excepción, a pedido de Brasil, para proteger su industria”, dijo anoche Aguerre a El País.

“La pretensión de cuotificar está en contraposición del Mercosur, donde se propone una libre circulación de bienes. El año pasado hubo comentarios, generalmente donde aumenta la producción de leche que es en primavera. Este fue un invierno atípico, la primavera llegó antes de tiempo, hay un aumento de producción en Uruguay y también en Brasil y se ve que eso despertó esa pretensión de cuotificar”, afirmó.

El discurso de Brasil buscando establecer una cuota para los lácteos uruguayos, como lo hizo con los argentinos, preocupa al gobierno y fue un tema en el último Consejo de Ministros. “Me parece poco oportuno que estemos planteándonos administraciones de nuestro comercio regional cuando estamos en los últimos meses de intercambio de propuestas con la Unión Europea (UE). Será difícil que como grupo logremos algo positivo con la UE, si en un rubro en el que hay un porcentaje de comercio entre dos países del Mercosur, se está planteando la cuotificación”, dijo tajante el ministro.

“Brasil es el destino mayoritario de las exportaciones de lácteos de Uruguay, prácticamente el 28% del comercio que Uruguay tiene con Brasil son productos lácteos y es como el 80% de las exportaciones lácteas de Uruguay. De ninguna manera podemos aceptar ninguna pretensión de cuotificar. En primer lugar porque es el 30% de nuestro comercio, porque la balanza comercial con Brasil es deficitaria en US$ 200 millones, tampoco Uruguay tiene ninguna protección, ni ningún subsidio, se compite en base a productividad y en determinado momento se compitió cuando el precio no era redituable, ni para los productores brasileños, ni para los uruguayos”, afirmó tajante Aguerre.