Go to Top

Argentina vendió menos Soja y sub-productos a China, los negocios en el rubro cayeron 25.9%

En los primeros once meses de 2017, Argentina vendió a China un 25,9% menos de poroto de soja respecto de igual período de 2016; el retroceso ocurrió mientras el gigante asiático incrementó un 15,8% sus compras a nivel mundial; también bajaron las ventas de harina y aceite a distintos mercados.

La Nación (GDA) | Con cada publicación mensual de las estadísticas de la Administración Nacional de Aduanas de China, el mercado le toma el pulso a los pasos dados por el principal comprador mundial de poroto de soja.

Pero a nivel local, una vez más las cifras aportadas por el organismo dejan al descubierto la pérdida de participación de la mercadería argentina en el total de las crecientes importaciones chinas, no sólo de poroto, sino también de aceite de soja.

En efecto, durante los primeros once meses de 2017 la participación del poroto de soja argentino en el mercado chino cayó al 6,9%, desde el 10,8% vigente tras igual período de 2016.

En el detalle del trabajo de la Aduana se aprecia que en noviembre China importó 665.030 toneladas de poroto argentino, un 13,9% menos que las 772.756 toneladas de octubre y un 37,3% por debajo de las 1.060.493 toneladas compradas en igual mes de 2016. El total de las ventas de Argentina hasta fines del mes pasado sumó 5.942.154 toneladas, un volumen que resultó un 25,9% inferior al despachado en el mismo segmento del año pasado, de 8.014.549 toneladas.

Este retroceso argentino contrastó con las cifras generales de las importaciones chinas de soja, que al cierre del relevamiento de noviembre totalizaron 85.990.261 toneladas, un 15,8% más que en igual segmento del año anterior, de 74.238.817 toneladas. También contrasta con el crecimiento interanual de las ventas de Brasil a China en los primeros once meses de 2017, del 29,9%, tras pasar de 37.723.913 a 48.986.831 toneladas; o del incremento de las exportaciones de Uruguay, de un 45,6%, al pasar de 1.661.416 a 2.419.351 toneladas, e incluso de la suba casi marginal de las colocaciones de los Estados Unidos, del 4,4%, al variar de 25.546.747 a 26.666.126 toneladas.

Acerca del aceite de soja, la Aduana de China informó que al cierre de noviembre las importaciones totales sumaron 620.909 toneladas e implicaron un crecimiento interanual del 18,6% frente a las 523.513 toneladas de 2016. Entre los abastecedores, Argentina, que es el principal país exportador del subproducto de la soja, quedó relegado al 9º lugar, con ventas por apenas 739 toneladas, un volumen que -pese a lo marginal- representa un crecimiento del 64,7% frente a las 449 toneladas de 2016.

También en el caso del aceite de soja Brasil es el principal proveedor de China, con 338.848 toneladas hasta el cierre de noviembre, seguido por Rusia, con 103.321 toneladas, y por los Estados Unidos, con 83.007 toneladas. Antes que la Argentina, en el listado de abastecedores chinos aparecen Ucrania, Turquía, Kazajstán, Serbia y Vietnam.

Pero el mal año de las exportaciones del complejo sojero no están limitadas a las colocaciones en China. En efecto, según la referencia de las cifras publicadas por el Senasa, con datos al cierre de noviembre, las ventas de poroto de soja evidencian una caída interanual del 34,1%, al pasar de 11.293.712 a 7.446.463 toneladas; las de harina, un retroceso del 35,3%, de 23.859.474 a 15.416.760 toneladas, y las de aceite, un derrumbe del 82,6%, de 4.264.054 a 740.931 toneladas.