fbpx
Go to Top

La ganadería ajusta el manejo de los rodeos ante el stress calórico que afecta a los bovinos y ovinos

No se han detectado pérdidas de peso, pero se adoptaron medidas para evitar el estrés calórico y cuidar los recursos; los ovejeros, tras el exceso de lluvias, están atentos para combatir enfermedades

Las altas temperaturas registradas en los últimos días en todo el territorio nacional también impactaron en la actividad ganadera, cuyos operadores en pocos días pasaron de un enero con lluvias muy superiores a las habituales a una secuencia de días secos y de intenso calor.

En el caso de los vacunos, si bien no se han detectado aún mermas de peso, el intenso calor obligó a los ganaderos a adoptar medidas de manejo tendientes a minimizar el estrés calórico en los animales y cuidar los recursos.

En el caso de los productores de ovinos, con base en un relevamiento realizado este martes, el calor no afectó, pero se afrontan consecuencias del exceso hídrico de inicio del año, lo que generó condiciones propicias para la aparición de enfermedades gastrointestinales y podales.

Mariel Romero, productora ganadera del norte del país, explicó desde Artigas que la ola de calor ha sido “tremenda” en su zona. Relató que hay que retirar a los animales de los tajamares y también de los campos que tienen bebederos porque éstos se meten dentro y eso hace “imposible” conversar el agua limpia, pero además los rompen y eso, de suceder, deriva en costos inesperados a afrontar.