fbpx
Go to Top

Jaurías de perros asalvajados, siguen provocando pérdidas a nivel de los productores ovejeros

 

La pérdida de ovejas y corderos por la predación de perros con y sin dueño sobre la majada, especialmente, cerca de los pueblos, está provocando que los productores abandonen la producción ovina, pese a que continúa siendo un buen negocio.

No es un problema nuevo para la producción ovina, pero parece recrudecerse en todo el país y especialmente en determinadas zonas, desalentando a los productores. A eso se suman  los daños económicos y anímicos causados por el abigeato.

Así lo aseguró a El País el asesor del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Dr. Jorge Bonino Morlán.

“Hay que tomar medidas urgente para levantar estas restricciones, porque están desilusionando a los productores. La gente está dejando de lado la oveja por los robos y la predación de los perros”, sostuvo el asesor del SUL y asesor privado, reconociendo que “todos saben cuáles son las medidas que se deben aplicar”.

Bonino recordó que más allá de los US$ 300 millones en divisas que genera el rubro ovino y la cantidad de empleos directos e indirectos, la oveja afinca al pequeño productor en el medio rural y ofrece oportunidades en el marco de un negocio que está demostrando ser muy rentable para todos. La parición en muchos lados ya comenzó y eso obliga a los productores a estar más encima de la majada, no sólo para evitar abigeato y predación, sino para salvar la mayor cantidad de corderos.

Medidas. Los resultados de las ecografías están dando datos  muy erráticos y variables. “Las consultas a los veterinarios es porque en algunos casos se ven fetos chicos. En algún momento pensamos que era al final, pero son fetos con menor desarrollo. Eso hizo que se hayan adelantado algunas pariciones respecto a lo previsto y en algunos casos complicó”, adelantó Bonino.

En principio, los porcentajes de mellizos son similares a los que hubo el año pasado, “de pronto un poco menos de mellizos en borregas y corderas y también se ve un poquito más de ovejas falladas”, agregó el profesional.

Si no hay mortandades grandes de corderos la producción será similar a la del año pasado y lo más importante, la previsión desde el Secretariado Uruguayo de la Lana es que el stock ovino se mantenga, por más que se haya incrementado la extracción. Frente a la parición, la recomendación de los técnicos es hacer un manejo selectivo  de la oveja. “Debe tener buena disponibilidad de comida. Según la cantidad de corderos, al estado corporal de los animales  y la edad, hay que ir armando lotes y  asignarles alimentación”, dijo Bonino. También hay abrigar a los corderos y controlar el amamantamiento.