fbpx
Go to Top

Uruguay no es ajeno a incertidumbre del G.20, no obstante avanza fuerte cosecha de Soja

Foto: Valor Soja

Un ojo en la guerra comercial, China- EEUU y otro en los informes meteorológicos.

Así se estuvo en los últimos días. Los agricultores avanzarán fuerte en la siembra de soja –cuando llegue el agua más firme- en plena incertidumbre sobre la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

En la cabeza de los agricultores estaba la idea que las primas –bajo escenario de mantenimiento de la guerra comercial- aumentarán más adelante acercándose a la cosecha. Hoy la duda está en si los cultivos se desarrollarán y se cosecharán en una situación “normal” o de guerra comercial.

En los cultivos de invierno avanza la cosecha de colza con buen ritmo y resultados que confirman los potenciales. Hay que ver si se comienza a cerrar precio bajo los programas existentes o con los precios spot que pueda haber para los agricultores que sembraron sin contrato.

Para el martes se prevé que la Asociación de Comerciantes de Granos presente a la Intergremial de Transporte Profesional de Carga la propuesta de precio del flete para la cosecha de invierno. Los transportistas aspiran a un valor 8% por debajo de la última zafra de soja mientras en los acopiadores se manejaba un descuento mayor.

La Cámara Mercantil publicó referencias del trigo al miércoles 31. Para el cereal nuevo puesto en molino se mantuvo un rango entre US$ 190-US$ 195 por tonelada (US$ 170/t de un año atrás). Para la exportación el rango estuvo entre US$ 187/US$ 190 por tonelada.

En Argentina continuaron cayendo los futuros del trigo nuevo. En el Mercado a Término de Buenos Aires el contrato diciembre del trigo Rosario bajó US$ 4,5/t en la semana hasta US$ 178,5/t. En tanto, el futuro marzo cedió US$ 4,5/t hasta US$ 196/t. Es menor la demanda de la exportación en la medida que ya aseguró compras por casi 7 millones/t del trigo 2018/2019.

La Bolsa de Comercio de Rosario indicó que por efecto del granizo se ajustó de 4,9 millones a 4,7 millones de toneladas la estimación sobre la cosecha de trigo en la zona de influencia de la entidad. El ajuste se debió a la reducción sobre el área que podría cosecharse –por efecto de los granizos- ya que se mantuvo la perspectiva de rinde en 3.520 kilos/ha.